Quien somos

Nuestra historia comienza en 2013 con un sueño, 8 alumnos y mucha ilusión. Poco a poco hemos ido creciendo y ampliando clases y ámbitos de estudios.

Además somos centro preparador oficial de exámenes de Cambridge, debido a los excelentes resultados de nuestros alumnos y a la cantidad de estudiantes que confían en nosotros.


Actualmente somos 2 profesores y ofrecemos dos lineas diferenciadas:


Inglés

Cursos de inglés para todos los niveles A1 a C2, preparación de exámenes de Cambridge, clases presenciales igual como online, refuerzo de inglés desde primaria a bachiller y por último, preparación para los accesos a ciclos formativos y universidad.


Informática

Clases de programación de diferentes lenguajes, sistemas operativos, metodologías de desarrollo ágiles, refuerzo para todos los ámbitos de estudios (ciclos formativos igual como universitarios) online como clases presenciales.


Christine Torres

Profesora de inglés nativa (norteamericana), cualificada y con mas de 10 años de experiencia enseñando y preparando alumnos.

Redes sociales

Conecta conmigo a través de mis redes sociales.

David Torres

Profesor de informática, con mas de 10 años de experiencia como desarrollador de aplicaciones y 4 como profesor de informática.

Redes sociales

Conecta conmigo a través de mis redes sociales.


Ambos tenemos pasión por lo que hacemos y creemos que eso se refleja en nuestras clases y los resultados de nuestros alumnos.
- Nosotros -

Que ofrecemos


  • Sin permanencia

    En nuestro centro no tenemos el concepto de permanencia, sabemos los cambios que da la vida y es por eso que nos adaptamos a tus necesidades.

  • Horarios flexibles

    Disponemos de grupos de mañanas, tardes y sábados.

  • Material incluído

    No te tienes que comprar ningún libro.

  • Sin matrícula

    Siempre. En todos los cursos.

  • Clases para grupos

    Las clases de grupos no componen más de 6 alumnos.

  • Clases particulares

  • Profesores nativos

    This is where the text for your Feature List Item should go. It's best to keep it short and sweet.